Cuando la Experiencia no ayuda al crecimiento de las Compañías

Años de estudio y preparación académica más años de practica y recolección de vivencias en una o varias compañías se convierte en el activo intelectual de una persona, de una organización para crear valor al equipo, al mercado, al mundo. A esto lo llamamos Experiencia: combinación entre lo que Sabemos y Conocemos (Teoría – Práctica). Sin embargo, dicha Experiencia se ve polarizada en ocasiones por las interpretaciones individuales y condicionamientos durante las etapas previas a la Experiencia (Niñez, Adolescencia, etc.) o mientras la ganamos y es cuando la experiencia en vez de traer al campo de aplicación del proyecto o la compañía Conocimiento, se convierte en Opinión; aquí las Valoraciones que se realizan se vuelven limitadas, particulares.

Compartir Opinión ha sido válido. Pero, en esta etapa donde se sugiere la creación de espacios innovadores, basados en recursos disponibles, equitativos, descentralizados, en balance con el medio ambiente, revisar la fuente de lo que transmitimos e implementamos en las organizaciones es un paso para evitar que no este limitado a Mi Opinión disfrazada de experiencia.

Cada cuanto se hace la revisión entre Experiencia y Opinión: En cada respiración. Suerte

www.gp1.com.co

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *